lunes, 3 octubre 2022
InicioActualidadEl grupo Catalonia confía la decoración navideña a la Formación Profesional...

El grupo Catalonia confía la decoración navideña a la Formación Profesional Básica del Martín Rivero

Cuando el pesimismo parece irse adueñando de la educación, el grupo hotelero Catalonia fía la decoración navideña del Reina Victoria a los alumnos de Formación Profesional Básica de Agrojardinería del IES Martín Rivero. De modo que por más aspectos a mejorar que haya, no podemos por menos que abrirnos a la esperanza y asegurar que hay futuro para los jóvenes que se esfuerzan.

A veces se nos olvida que la administración educativa dispone de programas y medios con los que recuperar y devolver al sistema educativo a aquellos alumnos que se quedaban en las afueras de los modelos tradicionales de enseñanza, sobre todo aquellos que después de varios años intentando superar la ESO no lo conseguían: suspenso a suspenso: de parte en parte: expulsión tras expulsión en no pocos casos… «Fracaso escolar» llaman a la cosa.

Sin embargo, salir de esa especie de bucle es posible gracias, entre otros muchos recursos, a la cada vez más valorada Formación Profesional Básica, modalidad educativaque permite al alumnado titular doblemente: por un lado alcanzando oficialmente un título de técnico en alguna de las numerosas especialidades que existen; por otro, titulando en ESO. La cosa no es fácil. Los chavales deben esforzarse sobremanera, cambiar sus hábitos, reencontrarse con los libros y comportarse en el aula como se comporta un trabajador eficiente en su empresa. Ni más ni menos.

Hablamos hoy de la Formación Profesional Básica de Agrojardinería y Composiciones Florales del IES Martín Rivero. Hablamos de un grupo de chicos y chicas a los que no les iba demasiado bien en ESO pero que en la actualidad han conseguido integrarse plenamente en su instituto y en un programa que no solo les permitirá alcanzar el ansiado Graduado en Secundaria sino que les habilitará para acceder al «mercadodel trabajo» con un título profesional que hará las veces de trampolín laboral o continuar estudios superiores, si así lo quieren.

Teoría y práctica van de la mano. Deben ir necesariamente juntas. De lo contrario no tendría sentido el programa. Y sucede que este primer trimestre el tutor de segundo curso, don Sebastián Sánchez, se puso en contacto con la dirección del hotel Catalonia Reina Victoria para que sus alumnos completaran en sus dependencias la parte teórica con la puesta en práctica de lo aprendido. La propuesta era en verdad arriesgada, pues dejar la decoración navideña de una institución hotelera del nivel y prestigio del Victoria en manos de alumnos de FPB en fase de formación conlleva una responsabilidad muy grande; una propuesta que el grupo Catalonia Reina Victoria asumió con todas sus consecuencias.

Tanto los responsables del hotel como el alumnado sabían que su trabajo sería observado con lupa y evaluado por cientos de personas de las más diversas nacionalidades y gustos que se concitan por estas fechas en las dependencias de este hotel tan singular. No obstante lo arriesgado de la apuesta, la dirección de Catalonia Hotel Reina Victoria asumió el riesgo y depositó su confianza plena en el grupo de alumnos, algo que dice mucho de este grupo empresarial, pues hay que ser valientes, muy valientes, para dejar la imagen de un establecimiento con la solera, historia y tradición del Reina Victoria en manos de unos chavales en prácticas.

Es decir, que la decoración navideña que usted puede observar este año en jardines, portada y salones del Victoria se debe al alumnado de FPB de Agrojardinería y Composiciones Florales del Martín Rivero. Por lo que he visto, en compañía de varios profesionales de prestigio y larga experiencia, el resultado obtenido es más que meritorio: dirigidos y sutilmente orientados por su tutor, apoyados en todo momento por el profesorJosé Ángel López, los alumnos entendieron desde el primer momento que la decoración de un hotel más que centenario, que todavía conserva un mucho de la estancia del poeta Rilke (y tantos más) exigía buen gusto y una voluntad tan grande como para hacer de ellos profesionales auténticos antes que estudiantes en fase de prácticas.

El resultado salta a la vista. Sencillez, respeto al peso que la historia tiene en este hotel, empleo de materiales que «casan» a la perfección con los colores cálidos y suaves de la delicada decoración, respeto a ese toque especial que hace algo único del Victoria… Todo un regalo para la vista lo que los alumnos de este grupo de FPB han conseguido gracias a la generosidad empresarial del grupo Catalonia, que apuesta en firme por la formación profesional y la gente joven. Ha merecido la pena confiar las navidades del hotel a chicos y chicas que por fin han encontrado su camino. Y de justicia es reconocer que los chavales de la «básica» de Agrojardinería del Martín, sabiamente conducidos por su tutor, han superado el reto con buena, muy buena nota, y que han ejecutado unos trabajos de decoración perfeccionistas y brillantes, que dicen más que mucho del interés que ponen en sus estudios y en su formación como profesionales.

Si usted puede, dese una vuelta por el hotel y descubrirá el encanto de unos trabajos de decoración tan finos como elegantes, que sólo se han podido ultimar gracias a la suma de empresa y enseñanza práctica.

Cuando se rentabilizan todos los recursos que la administración educativa nos ofrece, los resultados no se hacen esperar. Y no queda ahí la cosa, el siguiente reto será la presencia en el Campeonato Skill de Composiciones Florales de la alumna que ya en primero se está preparando y especializando, y haciendo futuro… Sin olvidar el buen hacer en las técnicas del escaparatismo, como la que desde hace años desarrollan estos alumnos en comercios rondeños que confían en ellos,como Allegra… Un lujo para la vista.

Desde Ronda Directo sólo nos cabe felicitar a la empresa Catalonia, a sus trabajadores por las facilidades que ofrecieron, a los alumnos todos, que supieron estar a la altura, y al profesorado que con tanta habilidad abre puertas profesionales. Un lujo, ya digo, lo que han conseguido estos chicos y chicas entre paredes con tanto… ¿Cómo decirlo? ¿Glamur? Justamente: con tanto glamur como el Reina Victoria.

Publicidad

Lo más leído...