lunes, 3 octubre 2022

Sin miedo

Estamos metidos de lleno en la quinta ola de coronavirus. Lo más grave es que la mayoría de la gente ha decidido quitarle toda la importancia a la situación en la que nos encontramos. Muchos piensan que la COVID es ahora como una gripe que se cura sin mayores problemas quedándose confinado durante diez días en casa. Nada más lejos de la realidad, ya que los hospitales han comenzado a recibir pacientes jóvenes con graves síntomas e importantes riesgos. Basta con salir y dar un paseo por las calles o acudir a una playa para comprobar que ahora la norma es que casi nadie la lleva en exteriores aunque se encuentre en una fiesta rodeado de un importante grupo de personas.
Nadie sabe la evolución que va a tener la pandemia pero la realidad es que las cifras de contagiados vuelven a ser tan altas que llegan a dar miedo. Muchos pensábamos que con la vacuna esto había terminado pero lo cierto es que ahora parece que seguiremos contagiándonos aunque los síntomas serán bastante menores.
Los medios de comunicación tenemos la obligación de transmitir a la sociedad la realidad. Y la realidad es que seguimos en medio de una de las crisis sanitarias más importantes de los últimos años.
En la serranía actualmente hay pueblos que superan la tasa de 2000 positivos por cada 100 mil habitantes. La situación vuelve a ser muy complicada.

Publicidad

Lo más leído...