domingo, 5 diciembre 2021
InicioOpiniónAcechante cambio climático

Acechante cambio climático

 De aquí a pocos años, no más de una veintena de ellos, será obligado recurrir al aire acondicionado si no queremos abrazarnos por el calor en el propio hogar. Algo que ya barruntamos y damos por cierto a tenor de los grados que nos apuntan se alcanzarán. Cada hogar se tendrá que recurrir, que se quiera que no, al aire acondicionado, ya sea de día o de noche, cuando el ventilador se muestre como una pieza de adorno de la casa y no como un modo de refrigerarnos merced a sus aleteos vivificadores que hasta ahora se nos han mostrado como gratificantes en grado sumo en los meses tórridos. El aparato refrigerador será imprescindible en el hogar y en el trabajo si no es que pretendamos permanecer sudando la»gota gorda», que decimos los andaluces, cuando   los largos meses de estío nos derriten sin paliativos.  El verano ya dijo adiós en nuestro país y esta cuestión del cambio climático como que no nos preocupa, pero en realidad debería hacerlo, porque quien barrunta que siente sus reales en medio mundo no tienen por menos que inquietarse. Ahora nos novemos de un lado a otro siempre teniendo en cuenta la temperatura que hemo de soportar que se quiera que no. Podemos, hoy por hoy, hacer frente a los calores veraniegos recurriendo a varias formas que vengan a aliviarnos del sopor que la estación nos impone en los días de asueto, pero no obstante ¿cómo hacerle frente si es constante durante todo el año?      Esta certidumbre sobre el cambio de clima que nos amenaza, a juicio de quienes esto saben y mucho, se muestra como algo cierto sin tapujos. Sus vaticinios, de cumplirse, y todo apunta a que sí va a ocurrir no mucho más allá de una veintena de años, los calores insoslayables mucho son de temer que se instalará en nuestro mundo y se sucederán días y noches con horripilantes calores sin que haya treguas entre horas, algo que nos hará recurrir al aire acondicionado en todo momento.   El problema puede resultar horripilante para los moradores en lugares de este mundo nuestro de ahora en que existen poblaciones menesterosas que no tendrán acceso, no solamente al aire acondicionado, sino a cualquier otro artilugio ventilador que exija tenerlo cerca a cualesquiera de las horas diurnas o nocturnas. Un panorama desolador que nos acecha y del que difícilmente podremos escabullirnos cuando llegue el fatídico momento.

Publicidad

Lo más leído...