domingo, 5 diciembre 2021
InicioOpiniónEl camarada Álvaro Carreño deja la política municipal

El camarada Álvaro Carreño deja la política municipal

Por fin, los rondeños nos libramos del edil más beligerante de la política municipal, mal educado, malicioso y con maldad que se ha caracterizado en estos diez años de estar en la corporación en ofender a sus contrincantes políticos y demostrar una falta de saber estar y admitir la crítica. Nos referimos al edil de Izquierda Unida el camarada Álvaro Carreño.

Ha anunciado que se va por agotamiento. Será cínico, tendrá cara, por agotamiento si lleva años que lo único que trabaja es el tiempo que dura los plenos una vez al mes. Será que le agota mucho el sin dar golpe tener que poner la mano para trincar.

Lo que no dice el camarada es que tiene declarar el 28 de octubre en los juzgados por un presunto delito de injurias a un edil popular. Y es que Carreño se ha distinguido en estos años de ser concejal comunista a insultar y difamar a todo el mundo.

Son muchos los casos que ha sido el camarada Carreño triste protagonista donde su verborrea barata y de mal gusto se han latentes cuando hablaba y siempre iba con la escopeta cargada para atizar a cualquiera. A parte Álvaro Carreño ha sido el «Mr no» en el Ayuntamiento, no ha habido propuesta buena para Ronda de  cualquier edil que no tuviera su voto en contra. Eso sí, apoyo hasta la extenuación el corte del Puente Nuevo que tenía a miles de rondeños en contra. Está claro a él le iba la marcha y le gustaba nadar contra corriente pero para mí en sus diez años de mandato ha dicho barrabasadas pero la que es más grave en su actuación y a pesar de denuncia de los colectivos policiales no ha tenido castigo alguno, es cuando en julio de 2017 afirmaba “en las próximas elecciones vamos a rechazar participar por ley electoral injusta y vamos a montar barricadas y poner bombas a la policía”.

No se extrañe usted querido lector, ha leído bien es lo que manifestaba este sujeto que tiene gatitos en la barriga. Esas manifestaciones son claramente son un enaltecimiento del terrorismo y, como tal, debería ser castigada.

En fin el camarada Carreño se va y detrás deja un reguero de insultos y salvajadas. Por favor camarada cierre al salir y llévese sus alforjas, la hoz, el martillo y la bandera republicana que ha lucido en su despacho.

Publicidad

Lo más leído...