domingo, 5 diciembre 2021
InicioOpiniónPrevención del Grooming y online Grooming en nuestras ciudades

Prevención del Grooming y online Grooming en nuestras ciudades

El pasado día 13 de este mes, se celebró el día internacional de la prevención del Grooming y su variante en la red el “online Grooming”.

El Grooming es un acoso o abuso sexual por parte de un adulto hacia un menor de edad, con el fin de ganarse su confianza para intentar de algún modo involucrarle en una actividad sexual. Detrás de este tipo delictivo se esconden, sobre todo, pederastas.

El “online Grooming” sería lo mismo, pero a través de la red. Es decir, el pederasta contacta con menores de edad a través de internet, foros, redes sociales, chats y lo que pretende, inicialmente, es ganarse la confianza del infante o adolescente para que le pase fotos o vídeos y después chantajearles con publicar ese contenido en redes si no tienen un encuentro físico en el rango de horas o días que el victimario decida.

Hace unos años, en nuestra ciudad, sucedieron algunos casos de este segundo modelo que se ha presentado, el modo online. El agresor captaba a sus víctimas a través de redes sociales tipo Facebook e Instagram y se hacía pasar por fotógrafo. Cuando se ganaba la confianza de los menores, les invitaba a su casa para hacer unas fotos y ver películas o vídeos con contenido sexual. Afortunadamente, desde ese último suceso no ha vuelto a suceder en la ciudad del Tajo.

La criminología, aporta su granito de arena a través de la prevención situacional del delito y las 25 medidas, clasificadas en 5 apartados, propuestas por Cornish y Clarke en el año 2003. Las medidas son las siguientes:

1/ Aumentar el esfuerzo

  1. Entorpeciendo objetivos: del agresor; 1.2 Controlando los accesos: a internet del menor en el colegio y casa; 1.3Controlar las salidas: sobre todo los lugares en los que van a estar con otros adultos; 1.4 Desviar transgresores: evitando lugares con un elevado anonimato en la red (chats); 1.5 Control de facilitadores: si los menores quedan con adultos, que exista la figura del facilitador que evite ciertas conductas criminógenas por parte del agresor.

2/ Aumentar el riesgo

2.1 Aumento del número de guardianes: familiares, amigos, vecinos, profesores que hagan el papel de vigilante; 2.2 Facilitar la vigilancia: A través de canales de comunicación efectivos y las autoridades;2.3 Reducción del anonimato: Control de los usuarios en las redes y diferentes plataformas en la red; 2.4 Gestores de los sitios; 2.5Reforzar la vigilancia formal.

3/ Disminuir las ganancias

3.1 Ocultar objetivos: midiendo lo que los menores suben a la red; 3.2 Desplazar objetivos; 3.3 Identificar la propiedad: Advertencias claras del mal uso de las normas; 3.4 Trastornar los mercados delictivos: Entorpecimiento de acceso a “personas sospechosas”; 3.5 Eliminar beneficios: A través de la educación de los menores. Que no accedan a situaciones problemáticas.

4/ Reducir las provocaciones

4.1 Reducir estrés; 4.2 Evitar disputas; 4.3 Reducir excitación emocional; 4.4 Neutralizar la presión del grupo; 4.5 Disuadir imitaciones.

5/ Eliminar excusas

5.1 Establecer reglas; 5.2 Fijar instrucciones; 5.3 Alertar la conciencia; 5.4 Asistir la conformidad: que sean los menores los que detecten las situaciones peligrosas; 5.5 Controlar precipitadores: Conocer de antemano las ideaciones de los agresores.

Según el informe “Violencia Viral” de Save The Children con una muestra de casi 400 jóvenes de entre 18-20 años, ha confirmado que 1 de cada 5 encuestados ha sufrido “onlinegrooming” en España. Tratar de aplicar las medidas propuestas por Cornish y Clarke, puede suponer un avance significativo en la prevención de esta tipología delictiva.

Publicidad

Lo más leído...