sábado, 24 febrero 2024
InicioActualidadEl Centro de Interpretación de Fray Leopoldo abre sus puertas al público

El Centro de Interpretación de Fray Leopoldo abre sus puertas al público

El municipio de Alpandeire abre las puertas al público del Centro de Interpretación de Fray Leopoldo, un nuevo espacio dedicado al vecino más ilustre de la localidad.

El centro está ubicado a las afueras de la localidad, en la zona de El Cerrejón, y cuenta con varios espacios diferenciados. La planta alta, además de un lugar de culto y oración, es un sitio idóneo para organizar charlas, coloquios, reuniones y encuentros. La planta baja previsiblemente se convertirá en el futuro en un museo con zonas expositivas en honor a Fray Leopoldo. Además, ha sido acondicionado el entorno exterior de la nueva infraestructura, desde donde se divisan unas bonitas vistas panorámicas de Alpandeire y el Valle del Genal. En definitiva, el Centro de Interpretación de Fray Leopoldo de Alpandeire se pretende configurar como un nuevo foco que atraiga turismo a la comarca y aspira a convertirse en un revulsivo que animará a los viajeros a visitar el municipio, lo que contribuirá a dinamizar la economía de Alpandeire y su entorno. La entrada a las instalaciones será gratuita en todos los casos y su horario será de 5 a 8 de la tarde los viernes y los sábados y de 11 de la mañana a 2 de la tarde los domingos. Su apertura correrá a cargo de personas que realizarán esta labor de manera totalmente altruista.

La construcción del centro permite ya a Alpandeire contar con un importante espacio expositivo, sociocultural y religioso sobre una figura muy querida dentro y fuera de la provincia, el beato Fray Leopoldo. En este punto es necesario resaltar el esfuerzo realizado por parte de las instituciones, de asociaciones, de los propios vecinos de Alpandeire y de numerosos devotos de Fray Leopoldo para que el proyecto del centro de interpretación se haya convertido en realidad tras varios años de lucha.

Francisco Tomás de San Juan Bautista Márquez Sánchez nació en el seno de una familia humilde el 24 de junio de 1864, hace 158 años. Conforme pasaban los años fue aflorando en su interior un carácter afable y piadoso, así como su inclinación hacia la religión. Francisco Tomás Márquez partió de Alpandeire a los 33 años para convertirse en Fray Leopoldo. Tras su paso por Sevilla y Antequera, ingresó en la Orden Capuchina de Granada, donde desempeñó la función de fraile limosnero durante 42 años. Allí fue muy querido y reconocido por su generosidad hacia los necesitados y su disposición a ofrecerles consejo y comprensión. Fray Leopoldo falleció el 9 de febrero de 1956 en Granada y su beatificación tuvo lugar el 12 de septiembre de 2010 en Armilla, donde decenas de miles de personas acudieron en masa para compartir ese momento.

Publicidad

Lo más leído...