viernes, 14 junio 2024
InicioOpiniónTerna de eclipses en España, sin olvidar las Perseidas

Terna de eclipses en España, sin olvidar las Perseidas

Un eclipse total de sol es uno de los fenómenos astronómicos más llamativos (si no el que más) de todos los acontecimientos con que nos puede sorprender y deleitar la Astronomía y, además, a diferencia de otros muchos, éste no puede pasar desapercibido para nadie (ni siquiera para los animales), allí donde tiene lugar la fase de totalidad.

Los eclipses de Sol pueden ser PARCIALES, TOTALES y ANULARES, sin detenernos en este caso en la mecánica y la geometría de cada uno de ellos. Pero, es lógico comprender que los eclipses parciales son observables en grandes extensiones terrestres y durante grandes espacios de tiempo, mientras que los totales y anulares se reducen a unas estrechas y alargadas zonas, de ahí que sean tan raros para un lugar determinado, a pesar de que éstos tienen lugar «frecuentemente» (varios cada año en todo el mundo).

TOTALES, «PASADOS» EN ESPAÑA

El 28 de mayo de 1900 (último año del siglo XIX), tuvo lugar en la Península Ibérica un interesante eclipse total de Sol (a media tarde), en una estrecha franja, de menos de 100 kilómetros de ancho, desde Oporto hasta Elche, con una duración de algo menos de un minuto. El 30 de agosto de 1905, se dio otro espectacular eclipse total de Sol, que tocó España desde Oviedo a Castellón y Baleares, con una sombra algo más ancha que el anterior, permitiendo un tiempo de totalidad de alrededor de dos minutos.

El 17 de abril de 1912 se produjo un eclipse de Sol de lo más curioso y atípico que, en la Península Ibérica fue total muy ajustado (crítico y al límite), sólo unos 6 segundos de duración en una banda de escasos 5 o 6 kilómetros de ancho, desde Oporto a Gijón, y fuera de la Península resultó ser anular (igualmente de escasa duración): los discos aparentes del Sol y de la Luna fueron prácticamente iguales.

El 2 de octubre de 1959 tiene lugar el más reciente eclipse total de Sol en territorio español (no peninsular). La sombra de la luna atravesó el Archipiélago Canario sobre las 10 de la mañana, tocando parte de las islas de Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura, además del entonces Sahara Español (centrada prácticamente sobre su capital, El Aaiún ). Fue un gran eclipse, con un ancho de franja de algo más de 100 kilómetros, y alrededor de 3 minutos de totalidad.

El 3 de octubre de 2005 se pudo observar en España el más reciente eclipse anular de Sol, viéndose como tal en una banda de unos 200 kilómetros de anchura, que se propagó desde Pontevedra hasta Alicante, pasando justo por Madrid. Y quien suscribe este artículo se desplazó a Cuenca a tal efecto (exactamente lo contempló en San Lorenzo de la Parrilla).

LOS QUE SE AVECINAN

El primero de ellos será total y, como hemos dicho antes, se producirá dentro de tres años (exactamente el día 12 de agosto de 2026), en una amplia franja de de unos 250 kilómetros de anchura, que se desplazará desde La Coruña hasta Palma de Mallorca (rozando Madrid), al final de la tarde, con una duración de alrededor de 2 minutos. En el resto de la Península será parcial, bastante marcado. Como añadidura, decir que la fecha de este eclipse coincide con la lluvia de estrellas fugaces de las Perseidas, por lo que no sería de extrañar que en las zonas de totalidad, pudieran observarse al mismo tiempo algunos de estos meteoros, en «pleno día».

Pero, a los que vivimos más al sur, y no nos hayamos podido desplazar para ver éste en su fase de totalidad, nos habrá servido de preámbulo para el que sí nos pillará de lleno, casi justo un año después (exactamente el día 2 de agosto de 2027): también total, en un banda geográfica de unos 300 kilómetros de ancho que se centrará en el Estrecho de Gibraltar, cuyo límite norte pasará entre Ronda y Arriate, mientras que la línea sur recorrerá el extremo norte de Marruecos, por lo que en las dos ciudades españolas de Ceuta y Melilla también se podrá observar como total: su duración puede ser entre los dos minutos y unos pocos segundos, según el lugar (en Ronda será casi rasante (con unos escasos segundo de totalidad, en todo caso), alrededor de las 10:45 (hora peninsular de verano actual).

Y por si aun fuera poco todo esto, unos escasos 6 meses después (el 28 de enero de 2028), nos sorprenderá de nuevo la Astronomía con otro eclipse solar (esta vez anular), y también por el sur de la Península. En esta ocasión será al final de la tarde, desde Huelva hasta Valencia, tocando el Archipiélago Balear justo al ponerse el Sol. La Anchura de la anularidad llegará desde Toledo hasta Almería (ciudades en las que será rasante), con duración entre unos pocos segundos y alrededor de los 7 minutos, según la distancia a la centralidad. En Ronda puede durar alrededor de 6 minutos, en torno a las 7 menos 10 de la tarde, hora peninsular actual de verano.

Y LAS PERSEIDAS DE CADA AÑO

Y por supuesto, este año tampoco nos olvidamos de la lluvia de estrellas fugaces de las Perseidas. Meteoros procedentes de las partículas dejadas en el espacio, a su paso por las cercanías del Sol, por el cometa Swift-Tuttle, y que cada año, las encuentra la tierra aproximadamente en la misma fecha (11,12, 13 de agosto). Se llaman Perseidas porque su radiante (punto del cielo desde donde parecen provenir) está situado en la constelación de Perseo. O, también son conocidas popularmente como «Lágrimas de San Lorenzo», por producirse en evento alrededor del la onomástica de este Santo (10 de agosto) que fue martirizado (quemado vivo) en una parrilla.

Este año, nuestra Asociación Astronómica Serranía de Ronda «Abbas Ibn Firnas» ha sido invitada a colaborar en una charla observación, por el colectivo «Punto Joven» de la localidad serrana de Atajate. Será, precisamente, el día 10 de agosto a partir de las 22:30 horas, en el lugar conocido como «Explanada del Pozancón, y en ella recordaremos al entrañable profesor e inolvidable compañero Paco Marín, natural de Arriate e Hijo Adoptivo de Ronda, que nos dejó hace ahora 10 años. Esperamos que sea exitosa y podamos observar muchas Perseidas, ya que al menos la Luna estará ausente hasta altas horas de la madrugada, y no nos fastidiará con su resplandor.

Y relacionando este evento anual, con los próximos eclipses totales de Sol que tendrán lugar en España los días 12 y 2 de agosto 2026 y 2027, respectivamente, hemos de prever que durante la totalidad (en los lugares que así sea), se podrían observar algún que otro de estos meteoros, en «pleno día».

Publicidad

Lo más leído...