jueves, 18 agosto 2022
InicioTres fotosDon Alonso Ros: 'En San Cristóbal he sido muy feliz, allí he...

Don Alonso Ros: ‘En San Cristóbal he sido muy feliz, allí he casado a media Ronda y bautizado a la otra media’

Don Alonso Ros Carrasco ha cumplido 90 años y lleva nada menos que 51 años ejerciendo en Ronda su labor de sacerdote. En su parroquia de San Cristóbal es muy admirado y querido ya que lleva también allí más de 40 años.

¿Cómo ha vivido tantos años desempeñando su labor?

Mi vida ha sido una historia de amor y los feligreses de San Cristóbal forman una parte importante en ella.

¿Habrá vivido usted de todo en su parroquia verdad?

Yo he estado tantos años en esta parroquia y tengo que decir que las experiencias a veces son lentas pero llegan. La alegria que un sacerdote puede darle a su obispo es decirle que se encuentra feliz y contento. Yo hoy me siento feliz y eso es muy importante. Yo también he sido capellán de las Hermanitas de los Pobres y cuándo me preguntan ahora qué, pues respondo seguir conociendo a Jesús. Nací en Jimera de Líbar luego estuve en Cortes y tengo una amplía familia a la que ahora podré dedicar más tiempo. Por supuesto habrá más tiempo para atender a los amigos.

¿Ha recogido usted de alguna forma tantas experiencias?

Estoy implicado en la publicación de una historia de San Cristóbal. Tiene una historia muy bonita, surgió en el año 70. Partió del pueblo allí no había nada. En esta parroquia en casado a media Ronda y bautizado a la otra media.

¿También conoce usted los pueblos de la comarca?

He desempeñado mi labor en varios pueblos y conozco muy bien la problemática de la Serranía de Ronda. La despoblación es importante y es una pena.

¿Qué diferencias ve usted en la Iglesia de antes y la de ahora?

Yo vivo la vida de fe y los cambios políticos han afectado a la iglesia. Yo he sido un adelantado en intentar que la iglesia tenga contacto con el exterior. Yo he tenido relaciones con el magisterio cuándo fui profesor en el patronato, me he relacionado con el Tercio, el anterior arzobispo castrense me concedió la medalla de fidelidad, este reconocimientoi parte del contacto con los fieles. Yo no entiendo que un párroco no conozca a sus fieles.

Publicidad

Lo más leído...