lunes, 17 junio 2024
InicioOpiniónEl 460 aniversario del olvidado cosmógrafo de Ronda

El 460 aniversario del olvidado cosmógrafo de Ronda

Durante los siglos XVI y XVII tuvo lugar un importante desarrollo del arte y la cultura en España. Esta etapa es conocida como el Siglo de Oro y en este marco incomparable nació, vivió y destacó un “olvidado” ilustre rondeño: Diego Pérez de Mesa que nació en nuestra ciudad el 17 de diciembre de 1563, es decir, hace exactamente 460 años.
El Centro del Profesorado y la Asociación Astronómica Serranía de Ronda “Abbás Ibn Firnás” lo han homenajeado dando su nombre a las jornadas anuales de divulgación científica (2014-2019) que se reanudarán el próximo año.

Diego Pérez de Mesa fue un humanista, cosmógrafo, matemático, historiador, filósofo y astrólogo que escribió toda clase de tratados astronómicos, matemáticos, astrológicos, geométricos, náuticos y geográficos. En el año 1577, Pérez de Mesa marchó a Salamanca para estudiar Arte y Teología en la Universidad, donde consiguió graduarse como Maestro en Artes. Entre sus profesores hay que destacar a Domingo Báñez, Juan de Guevara, Fray Luis de León y el eminente matemático y astrónomo Jerónimo Muñoz, otro ilustre olvidado, que publicó, a petición del rey Felipe II, un trabajo titulado “Libro del Nuevo Cometa” sobre el descubrimiento de la aparición de una supernova en 1572, observada también por el astrónomo danés Tycho Brahe que la llamó “stella nova” (estrella nueva). Esta supernova estaba situada en la constelación de Casiopea y superaba en brillo al planeta Venus. Pérez de Mesa fue también testigo de otro extraordinario evento celeste: la supernova de 1604 descubierta por Kepler en la constelación de Ofiuco. La observación de una supernova a simple vista es un suceso que ocurre muy raramente, de hecho, en el último milenio sólo se han observado cinco en nuestra galaxia.

Hacia 1586, Pérez de Mesa ocupó la cátedra de Matemáticas y Astronomía de la Universidad de Alcalá de Henares. En el año 1591 consiguió la cátedra de Matemáticas en Salamanca, pero no tomó posesión debido a que decidió continuar en Alcalá de Henares. En 1595 marcha, por decisión del rey Felipe II, a Sevilla como titular de una cátedra de Matemáticas que creó el Cabildo en colaboración con la Universidad de Mareantes que fue una institución emblemática, junto a la Casa de la Contratación y al Consulado de Comercio de Sevilla, constituida por los maestres, capitanes, pilotos y dueños de navíos que realizaban la Carrera de Indias, y que promovió la creación del Real Colegio de San Telmo. Pérez de Mesa permaneció en Sevilla hasta 1600 enseñando Astronomía, Aritmética, Geometría práctica y Astrología con sus aplicaciones a la medicina y al arte de navegar. Tras su etapa hispalense pasó un largo período en Italia como consejero del cardenal Gaspar Borja y Velasco, embajador en Roma y virrey de Nápoles, a quien dedicó la gran obra de este periodo: Política o Razón de Estado sacada de Aristóteles que es un conjunto de reglas para el gobierno de los pueblos. Esta obra da pistas a los investigadores para datar su fallecimiento, posiblemente acaecido en Sevilla, no mucho después del año 1632.

Posiblemente, la obra más importante sea Comentarios de Sphera un tratado, de cuatro libros, de cosmografía de 164 folios redactado en Sevilla entre 1596 y 1598 orientado a las enseñanzas que el cosmógrafo rondeño impartía como catedrático de Matemáticas en la ciudad hispalense. En la obra se define el objeto de la Cosmografía en la que Pérez de Mesa señala: “es ciencia casi mixta con la filosofía y por eso averigua muchas cuestiones hermosísimas de la misma filosofía, tales como si hay o no esfera de fuego en el cóncavo de la Luna, si es posible que se mueva la Tierra, si se mueven los astros por sí solos o juntamente con los orbes, estando fijos en ellos y si la sustancia del cielo es quinta esencia e incorruptible». Pérez de Mesa niega la incorruptibilidad de los cielos basándose en la supernova del año 1572, a la que llama erróneamente cometa, influenciado por Jerónimo Muñoz. Los expertos opinan que esta obra es un excelente exponente del estado crítico en que se encontraba la cosmología tradicional en el último tercio del siglo XVI, como consecuencia de la revolución copernicana. Otras obras a destacar: De Astronomía; Movimientos de la Tierra y de los cuerpos celestiales; el Tratado de Astrología de diferentes modos de levantar figuras; los 303 aphorismos; el Libro primero de Navegación; el Libro 1º y cuaderno de la Geometría Práctica; el Libro de los maravillosos efectos de la limosna o la Primera y segunda parte de las Grandezas y cosas notables de España, compuesta por Pedro de Medina en el 1548 corregida y muy ampliada por el cosmógrafo rondeño en las ediciones siguientes.

Diego Pérez de Mesa es considerado uno de los científicos más importantes del Siglo de Oro Español.

Publicidad

Lo más leído...