domingo, 14 agosto 2022
InicioOpiniónEscuela Picasso de Málaga, 40 años enseñando español (¡con éxito!) 

Escuela Picasso de Málaga, 40 años enseñando español (¡con éxito!) 

 La escuela de español Pablo Picasso malagueña puede presumir del número total de estudiantes de español que han pasado por sus aulas: más de 30.000. Una cifra récord en esta clase de escuelas dedicadas en cuerpo y alma a enseñar a extranjeros la lengua de Cervantes, ésta con un éxito arrollador y sin paliativos, a partir de la fecha de su fundación:1982. Acoge en sus  instalaciones en una plaza de abolengo -La Merced- a estudiantes de nuestra lengua que no pueden salir más satisfechos de las enseñanzas que en ella reciben a lo largo del año, en un lugar que tiene por vecindad nada menos que la casa en la que genial Pablo Picasso viera la primera luz de este mundo. En la escuela, se desviven por enseñar español un grupo de profesores – Leonor María, Ana, Angustias, Violeta… que se afanan diariamente que extranjeros en estas tierras nuestras no tengan dificultades para hacerse entender, y que de paso, conozcan de primera mano, los artífices de   nuestra lengua y las figuras históricas de mayor relieve cultural en la España del pasado y el presente.   

   Acceder a las enseñanzas de nuestro idioma a quienes transitan poco o mucho tiempo por los lares malagueños  lo tienen fácil: basta con inscribirse en el centro que las imparte  de manera. Pueden iniciar sus estudios en cualquier época del año, ya que los cursos se inician con una periodicidad  cuasi semanal. Alrededor de una hora diario de aprendizaje, merced a la buena disposición y buen hacer de las profesionales que ejercen sus funciones con una encomiástica dedicación , se pueden adentrar quienes desde otras latitudes nos visitan, en la lengua de Cervantes. Merced a profesores competentes y adiestrados en su menester, que vienen  logrando éxitos sin cuentos en su magisterio, y que les impele  al alumnado a hacerse entender sin dificultades en nuestro idioma, con lo que eso tiene de aliciente para quienes nos visitan por puro placer o por motivos laborares: facilitan de manera encomiástica que  se adentren en los  vericuetos del idioma español con la gratificante  experiencia que ello comporta.    

    La escuela Picasso en cuestión tiene su sede en el centro de  la ciudad malagueña, en concreto en la Plaza de la Merced, una de las principales del centro malagueño, en donde no es raro que a lo largo del año se celebran actos y festivales pomposos.  Un elenco notable de profesores nativos de  con muchos años de este tipo de enseñanza en su haber del idioma español a sus espaldas  proporcionan a su alumnado los entresijos del lenguaje  al que echaron mano en su momento con  sumarse al empleo de una lengua -la española-  con la que se hacen entender en buena parte de las latitudes geográficas de  nuestro mundo, algo que lleva a confirmar su uso en más de 400 millones de personas que en él habitan.   Con método de enseñanza propio, que nada tiene que envidiar  a otros que se ubican aquí y allá de nuestras fronteras. 

   Tanto es así que el centro docente en cuestión garantiza que en pocos meses, no mucho más allá de las cuatro semanas, sus alumnos podrán hablar y entenderse en España si  tener que recurrir a otros medios, merced a un profesorado de prosapia, duchos en su quehacer, que proporciona una enseñanza eficaz y rápida a extranjeros. Garantizan que pueden tener acceso a nuestro idioma en aulas cómodas y luminosas en la seguridad de que están en buenas manos para su aprendizaje del español: un profesorado que participa en cursos ELE con el fin de estar al día en lo que ese refiere al aprendizaje de la lengua española, con el objetivo de favorecer así a un alumnado que, por las más variadas razones, han de echar mano a nuestro idioma para hacerse entender sin dificultades, ya sea en su trabajo, ya en sus relaciones amistosas en nuestro país, o en cualesquiera otro menester de comunicación personal  aquí y ahora.

Publicidad

Lo más leído...