martes, 3 octubre 2023
InicioComarcaLa Junta y la Diputación financiarán la instalación de cajeros en municipios...

La Junta y la Diputación financiarán la instalación de cajeros en municipios sin oficinas de bancos

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, y la consejera de Economía, Hacienda y Fondos Europeos de la Junta de Andalucía, Carolina España, han presentado hoy el plan ‘Cajeros Automáticos para los Pueblos’, una iniciativa que promoverá y financiará junto a las diputaciones provinciales andaluzas la instalación de cajeros automáticos en municipios de toda Andalucía que carecen de ellos. De esta forma, en el caso de la provincia de Málaga se prevé que el proyecto pueda beneficiar a casi 45.000 ciudadanos de veintisiete municipios y a 110.000 ciudadanos de 85 pueblos a nivel andaluz.

Salado y España han firmado la primera declaración de intenciones, antesala del protocolo para combatir la exclusión financiera y bancaria que se rubricará con las ocho diputaciones andaluzas y las entidades bancarias. Con este protocolo, la Diputación de Málaga, el resto de entes provinciales y la Junta de Andalucía, trabajarán para que los pueblos andaluces que lo demanden cuenten con cajeros automáticos.

El plan cuenta con dos medidas que actuarán en paralelo. De una parte, el impulso de la próxima firma del mencionado protocolo entre la Diputación de Málaga, la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, las siete restantes diputaciones provinciales andaluzas y las entidades financieras que tengan interés, con la finalidad de asegurar una provisión adecuada de servicios financieros presenciales en los municipios que así lo demanden.

De otro lado, se creará una línea de subvenciones (cuya orden de aprobación de bases se encuentra ya en el inicio de su tramitación), destinada a aquellos municipios y entidades locales autónomas que no posean oficinas bancarias ni cajeros automáticos.

En este sentido, y a partir de la convocatoria para el año 2024, se van a subvencionar los gastos de instalación, puesta en funcionamiento y mantenimiento de los cajeros automáticos. La Junta de Andalucía aportará el 50% de los 300.000 euros que están previstos como cuantía anual para el conjunto de las ocho provincias, mientras que el 50% restante será asumido por las diputaciones provinciales.

“La previsión que tenemos en la provincia de Málaga es llegar a casi 45.000 personas de 27 municipios pequeños, que podrán tener acceso a servicios financieros básicos y así podrán mejorar su calidad de vida. Son los ayuntamientos los que tienen que solicitar incorporarse a este plan, que estoy seguro será de su interés”, ha precisado Salado.

Lucha contra la despoblación

En esta línea, ha subrayado que se trata de una iniciativa que contribuye a la lucha contra la despoblación en el ámbito rural, aspecto en el que la institución provincial lleva a cabo un conjunto de medidas para favorecer el desarrollo y hacer que sea mejor el día a día de quienes habitan en los pueblos más pequeños, fomentando además que más personas se vayan a vivir en ellos. “Se trata de que los ciudadanos de las localidades con menor número de habitantes dispongan de los mismos servicios que las grandes ciudades”.

Además, el presidente de la Diputación ha recordado que la institución provincial ya ha trabajado en este sentido, gracias a un acuerdo con Unicaja Banco para impulsar “la instalación de cajeros en algunos pueblos pequeños de la Serranía de Ronda y de la Axarquía.

De momento, la Diputación ha concedido ayudas por un importe global de 116.427,15 euros a los ayuntamientos de Algatocín, Arenas, Benalauría, Canillas de Albaida, Cútar, Jimera de Líbar, Júzcar y Serrato para que puedan llevar a cabo obras de adecuación de espacios para la instalación de cajeros automáticos. Igualmente, se concederán 15.528,75 euros al Ayuntamiento de Macharaviaya para este mismo fin.

Por su lado, Carolina España ha incidido en que “el progresivo cierre de oficinas de entidades financieras en muchas localidades andaluzas que se ha producido en los últimos años priva a parte de la población, sobre todo a las personas de mayor edad, de la posibilidad del acceso a los servicios bancarios más esenciales, tanto a través de las oficinas bancarias como de un simple cajero automático”.

Y  ha añadido: “Es una ayuda fundamental del gobierno regional para facilitar este servicio a 110.000 andaluces de las ocho provincias.   Algo tan simple para algunos como tener que desplazarse a otro pueblo para ir al dinero supone una auténtica barrera para determinadas personas que no cuentan con medio de transporte propio o cuya avanzada edad se lo impide. Por eso, vamos a seguir ayudando a que en los pueblos se viva cada vez mejor, y un cajero es un paso más para conseguirlo”.

Publicidad

Lo más leído...