Se ha puesto en marcha un interesante proyecto que pretende recuperar el tomate rosa de la zona de la ‘Indiana’. Pepe Verdugo está al frente del mismo apoyado por la Universidad Rural ‘Pablo Freire’ y la Asociación ‘Montaña y Desarrollo’. Nos ha explicado en qué consiste.

¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

Todo esto nace nace tiempo y es continuidad del llamado ‘banco de semillas’ que se puso en marcha en la Serranía y que pretende recuperar todo el patrimonio agroecológico de la zona. Una de las lineas es intentar recuperar y fomentar el cultivo de esta variedad de tomate de las Vegas del Guadiaro, del Genal y de la Serranía de Ronda.

¿Porqué se ha ido perdiendo este cultivo?

En el mundo de la agricultura no ha habido un relevo generacional. La gente emigró dejó sus casas sus huertos y era más fácil consumir productos más baratos de otros lugares que cultivar el propio. Ahora con el tema de la despoblación y de intento de vuelta al campo parece que se quieren recuperar sabores y esas formas tradicionales de trabajar el campo.

¿Qué características tiene este tomate?

Pues es un tomate carnoso, muy voluminoso con un sabor al principio ácido y luego dulzón. Es ideal para su consumo en crudo o ensaladas y para gazpachos. Incluso de pueden hacer postres y mermeladas.

¿Con cuantas huertas habéis comenzado el proyecto?

Tenemos seis huertas en varios municipios de la Serranía y estamos estudiando como comercializarlo. Nos gustaría incluso aumentar las huertas. La idea es que haya un hilo directo productor y consumidor.

¿Estaría bien un punto físico en la Serranía donde poder comprarlo no?

Por desgracia la Serranía no cuenta con un buen mercado donde poder ofrecer estos productos. Nosotros tenemos un proyecto en Cortes con agroecología donde hicimos un pequeño mercado para poder ofrecer los productos de la huerta. Sería cuestión de fomentar estas propuestas en otros municipios.

¿Un tomate rosa no es muy barato no?

La producción requiere de muchos cuidados por eso se encarece el precio. Ronda entre dos y tres euros el kilo. Pero este producto como dice Fali Galindo es el ‘caviar de la Serranía’. Nos gustaría que los cocineros profesionales dieran a conocer este producto que es excelente.