martes, 21 mayo 2024
InicioActualidadAlpandeire ofrece una ruta geológica

Alpandeire ofrece una ruta geológica

El municipio de Alpandeire ofrece la posibilidad de realizar una ruta geológica en la localidad con el objetivo de dar a conocer las principales características del territorio y los procesos que han propiciado la formación del entorno, modelando el paisaje a lo largo de millones de años. Con ello se pone a disposición un atractivo turístico más para los visitantes que acuden a la localidad para hacer turismo rural, así como también se ofrece a los vecinos información detallada sobre la evolución geológica de la zona.

Han sido colocados cinco paneles informativos en diferentes puntos de Alpandeire y sus alrededores, como son el mirador del Cuervo, el Pozancón, el lavadero municipal, la Iglesia de San Antonio de Padua y el Cerrejón.

Entre otros aspectos, en estos paneles se explica la evolución tectónica del Valle del Genal, cuya historia geológica se remonta a comienzos del Mioceno (hace 25 millones de años). Entonces Alpandeire no estaría a 700 metros de altitud, sino mar adentro, frente a la costa que antes se situaba donde ahora se encuentra Sevilla. Fue entonces cuando la placa ibérica y la africana encajaron, por el oeste, con la placa Alborán, lo que provocó la compresión entre los bordes de la última y los márgenes del sur de Iberia y el norte de África. Tal compresión desencadenó una serie de procesos físicos que dieron lugar al levantamiento progresivo de una gran cordillera; la Bética, que abarca actualmente desde Cádiz hasta la Comunidad Valenciana. Este fenómeno, conocido en geología como “orogénesis alpina”, se produjo simultáneamente en múltiples partes del planeta, formando cordilleras como el Atlas, los Pirineos, los Alpes o el Himalaya.

También se pone de manifiesto el papel principal que la roca caliza juega en el entorno. Las calizas son rocas sedimentarias que se formaron por la deposición de materia orgánica compuesta por carbonato de calcio (conchas, corales, erizos de mar,…) en mares y océanos poco profundos y de aguas cálidas. Tras millones de años, la acción constante de la lluvia, el viento y los ríos ha erosionado la roca caliza hasta formar el paisaje tal y como lo vemos hoy, donde se incluye la red hídrica subterránea característica en las zonas kársticas. Un ejemplo claro de ello se observa en El Pozancón, una sima que se sitúa en la zona baja del pueblo, y que se ha formado a causa de una intensa corrosión concentrada en un punto o del derrumbe del techo de una galería subterránea. En época de lluvias intensas, cuando el acuífero experimenta sus mayores niveles y al estar situada al fondo de un valle, esta sima emana ingentes cantidades de agua.

La ruta geológica de Alpandeire es una iniciativa desarrollada por Geoinverse.

Publicidad

Lo más leído...